modelo condohotel para turismo rural

Modelo Condo Hotel para Aldea – Complejo Rural

Imaginemos que deseamos emprender un proyecto hotelero rural de 30-40 casitas rurales de piedra. En muchas ocasiones recibimos consultas para la rehabilitación de antiguas aldeas y reconvertirlas en hoteles o centros de relajación o de proyección cultural o interpretación de la naturaleza o antiguos oficios.

Figura de un condo hotel para un hotel rural aldea rural

No disponemos de liquidez suficiente para emprender el proyecto por nuestra cuenta, así que decidimos primero hacer de promotores inmobiliarios, diseñamos junto con el arquitecto y los consultores un proyecto muy atractivo y comenzamos a vender viviendas sobre plano con su correspondiente título de propiedad inscrito en Registro de la propiedad.

Pero…¿Qué incentivos ofrecemos al comprador de las casitas?

Por un lado, al tratarse de un proyecto en el medio rural, el coste de las casas es bastante asequible pero además, podemos optar a subvenciones para la creación de oferta turística que pueden llegar a suponer el 40% del total de la inversión.

Esto podría suponer la disminución del coste de las viviendas o el aumento de nuestra liquidez una vez se conceda la subvención para mejorar el producto o recuperar antes nuestro dinero.

Por otro lado, y aquí es donde viene, el punto interesante para ambos de la figura condo hotel, es que al comprador de la casita rural le podría  proporcionar una rentabilidad mensual, semestral o anual. Le ofrecemos una rentabilidad ya que deseamos gestionar su casa de pueblo como casa rural para turistas.

Lo normal es que al hotelero le interese que todas las casas estén en perfecto estado de revista y se encargue del mantenimiento.

 Además poco a poco, el hotel irá teniendo más presencia en el mercado, más imagen de prestigio, más clientes, más marca y de repente habrá alguien dispuesto a comprar nuestra casita por un % mayor que en una vivienda tradicional sin hotel… mucho más de lo que nos costó. Se generan unas plusvalías más altas por el hecho de tener un hotel gestionando dentro, encargándose de cuidar y mantener la propiedad y sus zonas comunes, y además entregando una cantidad mensual o anual al propietario.

De esta forma el hotelero se dedica a su negocio principal, alquilar habitaciones, se financia gracias a la venta de las casitas, y no queda hipotecado de por vida.

Para aquellos que desconozcan la fórmula del condo hotel, decir que se trata de un una estructura jurídica muy interesante pero que hoy por hoy en España no está reconocida legalmente como tal, aunque se está trabajando en ello por parte de las Administraciones. Ello no quiere decir que esta fórmula no se haya utilizado por las grandes cadenas e incluso cada vez más por promotores independientes en España.

Si alguien estuviese interesado en esta fórmula debe considerar tres aspectos básicos:

Con el vacío legal actual, es de obligado cumplimiento la división horizontal de la propiedad del hotel “casitas” para que los títulos de cada habitación se puedan inscribir en el Registro de la Propiedad. Además se debe garantizar que el uso hotelero seguirá en el futuro (20 años) y que se preservará la unidad de explotación.

Lo que no podría pretenderse es construir en suelo rústico un hotel bajo esta figura para luego vender las casitas y ya. Esta es la peor pesadilla de las Administraciones por lo que exigen una serie de garantías importantes basadas fundamentalmente en el cumplimiento de los tres aspectos claves anteriormente mencionados.  Haciendo las cosas bien, desde el punto de vista urbanístico, medioambiental, turístico y fiscal, se trata de una figura que está consolidándose cada día en el sector del sol y playa y donde desde Ruralpromo vemos una gran oportunidad de desarrollo para proyectos hoteleros rurales.

En lo profesional, me apasionan tres cosas:

El paisaje rural, las tradiciones, la sabiduría del hombre que deja pasar el tiempo en compañía de los suyos, que le basta el olfato y lo que sus huesos le dicen, para saber que mañana lloverá, que saben que el Olivo sólo da fruto una vez al año, la felicidad del campo es distinta a la de la ciudad. El hombre unido a los ciclos de la madre Tierra. Me encanta perderme en la España Rural…

Me fascina el mundo de la tecnología, especialmente la Sociedad de la Información y el uso de las TICS para abrirnos a los demás. Para ahorrar tiempo y dinero, para conocer a otras personas con intereses afines, etc.

Por último, el mundo del turismo, me atrajo desde joven. Muy especialmente el del turismo Interior y Sostenible en sus múltiples facetas…turismo rural, ecoturismo, agroturismo, turismo cultural, de aventura, turismo activo, turismo gastronómico, turismo termal, es algo que siempre me ha depertado mi más profundo interés.

Y me imagino que todo ello me llevó a emprender en el año 2001, lo que en estos momentos ocupa una gran parte de mi vida: llevamos en Ruralpromo Consulting más de 400 proyectos y 16 años, aprendiendo día a día ,y perfeccionando los procesos.

Confío este espacio se convierta en algo vivo, en algo que ayude a relfexionar y crear una comunidad de personas involucradas en hacer un turismo interior modélico y ejemplar, un turismo responsable de verdad y por qué no solidario con todo aquello que lo compone, la fauna, la flora, la tierra, las personas, las tradiciones, el patrimonio la cultura, los propietarios de hoteles, los agentes de viajes, las adminsitraciones…Un sector capaz de devolverle al medio, algo más de lo que nos aporta a nosotros mismos.

2 Comments

Deja un comentario