Vail Resorts es una de las cadenas de hoteles de montaña más importantes de USA. Nos gustan especialemnte por estar alineados con la economía de la experiencia. Opera 5 ressorts y 20 hoteles. Posee uno de los presupuesto más elevados de marketing de ese país. Se han dado cuenta de una cosa….por qué seguir invirtiendo en los medios tradicionales si las reservas se cierran cada vez con menos tiempo de antelación. Ya no tiene sentido publicar una página en una revista famosa de viajes o de ski a todo color porque el mensaje habrá quedado obsoleto en pocas semanas. Si, está el branding, es cierto pero lo que todos deseamos no es hacer tanta marca en estos momento… y vender más.

El mensaje debe adaptarse permanentemente para optimizar la ocupación en función del punto de compra donde se encuentre el cliente y lo que esté haciendo la competencia. Esto sólo lo permite Internet, y más aún, los social media. La revolución de las redes sociales, micro bloggin, etc., está provocando que los clientes esperen hasta el último segundo para hacer sus reservas. Por un lado, son conscientes de su fuerza al controlar multitud de fuentes donde pueden acceder al instante y encontrar lo que desean. Por otro lado, la velocidad probablemente con la que nos movemos en los últimos tiempo provoque un “dejarlo todo para el final” todos estamos acelerados…también habrá quien se aproveche de las ofertas de última hora…

El caso es que los ciclos cada vez son más cortos, parece que las estaciones se reducen, parece que las horas no son más que minutos y la única forma de llegar al cliente en el momento justo son los medios sociales, las aplicaciones móviles, el chat, las conversaciones múltiples on-line.

Para un profesional del marketing es indispensable tomar el pulso al mercado a través de las redes y calibrar el momento exacto de lanzar su campaña. Es ahí donde está el máximo punto del ROI.

Todos estamos en los pasillos buscando nuestros nuevos almacenes de queso porque la revolución, el tsunami de la gran “nube 2.0” lo está transformando todo. Mi mensaje es sin prisa pero sin pausa y si puedes empezar a replantear tu estrategia de marketing hoy, no lo dejes para mañana.